domingo, 17 de abril de 2016

Conversaciones furtivas


"To be or not to be, that is the question." (Hamlet). Ser o no ser, ser o no estar, estar o no ser; esa es la cuestión. "Yo sé quién soy. Es tan ligera la lengua como el pensamiento" (Don Quijote). Y ayer(me olvidé) tal día como ayer, nacía en 1889, en Londres, Inglaterra, Reino Unido, Charles Spencer Chaplin, “Charlot” "El resto es silencio. (Hamlet).

La fantasía del que pretende ser un hombre de letras


La lucha de lo real con lo ideal


Sopa de letras


Las letras. Tuve una máquina de escribir portátil Olivetti modelo Lettera cuya cubierta de material plástico era color naranja. Letra mayúscula. Letras tipográficas de imprenta, de molde y la más engañosa de la familia, la benjamina letra pequeña. Letra menuda, pequeña o minúscula. ¡Cuidado!, Puede ser una Letra del Tesoro para contener la crisis económica. Caligrafía, escritura, caracteres, grafía, signo. Al pie de la letra, textual, literal. Letrado para redactar escrituras y otros documentos, periodista juntaletras, diarios para perder los papeles entintados, escrituras, Sagradas Escrituras, el Evangelio: "Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros" (Juan, versículo 14). Las letras se convierten en palabras que se las lleva el viento y renacen en los libros, en las novelas, en los cuentos.
Letras de canciones, orden alfabético, discursos, plagios, números romanos. Despacio y buena letra, la letra con sangre entra. Sopa de letras. Yo quisiera ser un hombre de letras. La lucha de lo real con lo ideal, que diria Schelling. William Shakespeare dicen algunos que nació un 23 de abril de 1564 y murió un 3 de mayo de 1616, el mismo año en que moría Miguel de Cervantes Saavedra, un 22 de abril, fechas cercanas, coincidentes. El escritor inglés afirmaba que "la conciencia, en el teatro (de la vida?) habla, piensa y se escucha a sí misma". El gigante de las letras españolas opinaba que "la verdad es como el aceite, siempre flota arriba" y se la copió la tonadillera Lola Flóres. No he podido cumplir aquello que Don Quijote le decía a Sancho Panza: "Viaja mucho y lee mucho, porque aprenderás mucho". ¿La fantasía será una lucha entre la realidad enfrentada a lo ideal?

miércoles, 6 de abril de 2016

La codicia, el denominador común del blanqueo de dinero

El blanqueo de dinero y la evasión de impuestos están a la orden del día con la aparición de los denominados "Papeles de Panamá". Un bufette de abogados se encarga de "arreglar" los papeles, a través de intermediarios, para favorecer a personajes "ejemplares" de la sociedad como el jugador argentino Leo Messi , el Premio Nobel de Literatura español, Mario Vargas Llosa o el no tan reputado presidente ruso Vladimir Putin, entre otras celebridades, para que puedan depositar los millones que no figuran en las obligaciones impositivas de los países donde reciben sus honorarios. Es vergonzoso, después de conocer esta filtración, procedente de una investigación internacional de periodistas, que nos hayan estado bombardeando con noticias sobre los pobres refugiados que escapan de la guerra en Siria. Primero, porque desconocemos quienes hacen el negocio con la venta de armamento, y segundo, cómo la codicia de gentuza, que tiene la posibilidad de ganar muchísimos millones, elude sus obligaciones impositivas. Y los refugiados, escapados de guerras y dictaduras represoras asesinas siguen sufriendo las consecuencias de esa desmedida codicia de los millonarios y poderosos.

http://www.dw.com/es/la-prensa-opina-la-codicia-denominador-com%C3%BAn/a-19164850

jueves, 17 de marzo de 2016

Para catetos y catetas


Consejo para catetos/as.

 
Las personas y los personos; la tierra y el tierro; el sol y la sola; la luna o el luno; todo es igual, todo por la igualdad, o toda por lo igualdod; la ignorancia y el ignorancio no tienen límites ni límitas, je, je, je, .-)

miércoles, 13 de enero de 2016

De mi libro de viajes

Miércoles 13 de enero de 2016, al mediodía, en mi casa: (De mi diario de viajes).- Cada tanto, de tiempo en tiempo, ya no puedo escribir con buena letra, la buena letra con la que conseguía una calificación de 10 en la asignatura de Caligrafía, en el instituto secundario de Enseñanza. Éso ya es historia antigua en estos tiempos que corren. No fue mejor antes que ahora ni es mejor ahora que antes, simplemente los momentos son diferentes y diversos. Así es la vida y "dices tu de Mili" como remarca el personaje de José Mota. Estoy como esos tipos que, con muchos años, te agobian contando sus repetidas anécdotas del Servicio Militar. Acabo de darme un capricho, comprarme una pluma estilográfica alemana Lamy, de aluminio color negro, por poco más de 20 euros, o sea que está al alcance de casi cualquiera. Pero, para mí, en mi caso particular, tiene un gran valor, más que nada porque ya pertenece a esa familia de herramientas que he utilizado para escribir, en mi aficionado hobby preferido como en mi trabajo particular. Eso sí, a la que más odio es al ratón del ordenador, que según los médicos es responsable de mi lesión en el codo, una epicondilitis llamada del tenista, nunca he practicado ese deporte; aunque en eso me parezca a un gran campeón como Rafa Nadal, pero estoy convencido de no tener nada de campeón. Para continuar esta historia mínima, siempre me gustó escribir con una herramienta atractiva. No he podido encontrar una vieja Parker que compré hace unos 40 años. Hace cinco años que he estado escribiendo, y escribiendo, con un bolígrafo Inoxcron de menos de diez euros. Pero si hablamos de cosas sentimentales más que que por su valor material en dinero, no puedo dejar en el tintero, nunca mejor dicho, una pluma de las antiguas llamada en la España meriodional (América) lapicera o lapicero que no es ni más ni menos que un mango con una pluma o plumín insertado, que me regalaron en algún cumpleaños, antes de cumplir los diez años, unos amigos de Mar del Plata y que habían comprado en un mercadillo de artesanías de los reclusos de la prisión local. No supe nada de ese presidiario ni lo sabré, como tampoco sabré cuántos kilómetros de escritura, cuántos litros de tinta, minas de lápiz, ni tipos de herramientas para escribir he utilizado. Lo único que sé, aunque no sé si estoy preso, es que estoy condenado, ahora hasta siempre, al teclado del ordenador.

martes, 22 de septiembre de 2015

Despedida del verano 2015

Un abrazo otoñal.
No me puedo quejar de que este blog se lea poco. Hace cinco años escribí, por estas fechas, una despedida del verano que sigue siendo leída por varios lectores, no muchos, sino algunos, lo digo con modestia auténtica. Acaba de comenzar el otoño, acá en el hemisferio norte; ya es primavera en la mitad austral, y es hora de despedirnos de la tibieza cálida del sol y darle la bienvenida a las alfombras de hojas ocres que no trae el otoño con generosidad. Visito el parque Ferrera y ya empiezan a caer las castañas. Mi padre, como asturiano genuino que era, vendía en su tienda de alimentos del barrio bonaerense de Caballito estos ricos frutos que me mi madre horneaba para el deleite de la familia. Entra una estación que nos ayuda a reflexionar sobre la característica peculiar de los cíclico en nuestras vidas. Unos días estamos bien, otros nos sentimos mal; en fin que parece que nada permanece y todo el universo varía como la intensidad del sol o la luminosidad de la luna en cada estación.. Les decía, hace cinco años que escribí esto: "La placidez de una puesta de sol, con el graznido de gaviotas y la fragancia fresca del mar. Qué más se puede pedir como colofón de un buen verano en el hemisferio norte. Ningún pronóstico meteorológico podía predecir, ayer por la mañana, el buen día que iba a venir, generoso y amigable. Por la mañana estaba nublado, lo pude ver desde el balcón de mi casa, entre el trajinar de las furgonetas de reparto de mercancía, dentro del horario permitido en las calles peatonales del casco antiguo de Avilés. Un par de gaviotas traviesas revoloteaban con su voz característica. Me imaginé que presagiaban buen tiempo. Había amanecido en la víspera con un tono rosado en el cielo. Mi gran amigo del alma Dante, de origen genovés; él diría xeneize como se llama también a los hinchas del club de fútbol bonaerense del Boca Juniors; me había enseñado una frase en italiano que dice "Rosso per la sera, bon tempo se espera",  (rojo por la tarde, buen tiempo se espera). Al mediodía el sol se mostraba refulgente en su timidez. Era un día ideal para la playa, aún en setiembre, acá en el norte, para despedir el buen verano que hemos tenido. El agua de la playa de San Juan de Nieva estaba fría, pero los rayos del sol apacible acariciaban como la sonrisa de una madre." Y, hace dos años, escribía lo siguiente: "Llega el otoño, discreto, silencioso; con el tópico permanente de las hojas ocres de los árboles, estáticas y sollozantes, alfombrando los senderos de los parques. Se aproxima el frío, llega la lluvia, fiel a su cita. El sol se esconde tras las cortinas de las nubes grises agridulces. Un buen momento para tomar un café, mirar por la ventana o escoger la lectura deseada, en ese vicio casero placentero, de reposar energías sobre el sofá. Llega la tranquilidad del otoño, estación apacible, reposada como una siesta reparadora de las travesuras del verano." Que tengan un buen día, que lo pasen lo mejor posible, en otoño o en primavera.

martes, 1 de septiembre de 2015

Los jefes malvados

Algunas veces, muchas veces, el que sabe, sabe y el que no, es jefe: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-02-07/las-peores-clases-de-jefes-y-como-pueden-destruir-tu-salud-mental_84804/